Juez tacha de escandalosa petición de la defensa de no mandar a Trump a prisión y pide al jurado desecharla

Todd Blanche, el principal abogado del exmandatario, criticó la credibilidad de Michael Cohen, exabogado y mano derecha de Trump

El juez encargado del juicio penal contra el expresidente Donald Trump-acusado de falsificar documentos para silenciar a una exactriz de cine para adultos y proteger su carrera presidencial en 2016- tachó este martes de “escandalosa” la petición de la defensa al jurado de que con su veredicto no mande al candidato republicano a prisión.

Durante sus alegatos finales, Todd Blanche, el principal abogado del exmandatario, criticó la credibilidad de Michael Cohen, exabogado y mano derecha de Trump, el testigo estrella de la Fiscalía en este juicio penal.

“Cohen vino aquí, levantó la mano derecha y les mintió a cada uno de ustedes repetidamente. No se puede enviar a alguien a prisión, no se puede condenar a alguien basándose en las palabras de Cohen”, anotó ante el jurado en su última oportunidad de convencerlos de que se decidan por el veredicto de “no culpable”.

Trump, que es el primer exmandatario de Estados Unidos en someterse a este trámite, está acusado en este juicio de 34 delitos graves de falsificación de registros comerciales y de ser hallado culpable podría ser sentenciado a libertad condicional o hasta cuatro años de prisión.

Una vez que el jurado se retiró de la sala de Tribunal Penal de Manhattan para almorzar, el juez Juan Merchan dijo que el comentario de Blanche era “escandaloso”.

“Sabe que hacer un comentario como ese es muy inapropiado. Simplemente no está permitido. Punto. Es difícil para mí imaginar que haya sido accidental”, dijo el juez recalcando la experiencia previa del abogado.

Al reanudarse la sesión, Merchan pidió al jurado no tomar en cuenta el comentario de Blanche. “En el resumen de la defensa, el Sr. Blanche pidió en esencia que no enviaran al acusado a prisión. Ese comentario fue impropio y deben ignorarlo. En sus deliberaciones, no pueden discutir, considerar o incluso especular sobre asuntos relacionados con la sentencia o el castigo”.

Tras las tres horas de alegatos finales del equipo de Trump, ahora le toca a la Fiscalía convencer al jurado de que el expresidente es “culpable”, algo que hará en unos alegatos finales que podrían durar unas cuatro horas y media, según apuntó en la mañana.

Después de los alegatos finales, el jurado deberá acordar por unanimidad el veredicto.

Si los jurados no son capaces de llegar a un consenso, el juez podría verse obligado a declarar un juicio nulo.

FUENTE: EL UNIVERSAL.

Comparte esta noticia

Facebook
Twitter
WhatsApp